Home  /  En la Prensa  /  Diseño Escultura y lo Cotidiano
Diseño Escultura y Lo Cotidiano
Print
02
Jul
2022

Diario de Sevilla 2 de Julio de 2013

ÁNGELA SERRATO 

  • El destino no es sólo caprichoso sino que, a veces, también es de lo más oportuno. Culpa suya es que un escultor consagrado y un destacado arquitecto con inquietudes artísticas coincidieran en el espacio y el tiempo. Responsable es también de que un local vacío llegara a sus manos y, cómo no, culpable también de que una exposición que ni siquiera tiene nombre haya calado hondo entre los aficionados al arte. Jaime Gil Arévalo y Luis Medardo firman las esculturas que hasta el domingo se exponen en el número 11 de la calle Lumbreras, un espacio que aún debe decidir cuál será su futuro. Cuenta Luis Medardo que fue hace tres años cuando decidió volcar sus fuerzas en la escultura. "Había participado en varias muestras colectivas pero ésta es la primera de importancia", explica el arquitecto. "Tanto Jaime como yo queríamos hacer algo especial y cuando descubrimos este espacio, que antes era el estudio de un diseñador gráfico, supimos que era el lugar y el momento". Fue así como los dos artistas comenzaron a dar forma a un proyecto muy personal hasta transformar el espacio. Para ello contaron con la ayuda del pintor Chema Rodríguez y la arquitecta Olvido Muñoz Heras, que firma la iluminación de Lumbreras, 11. "El local está lleno de posibilidades y ha permitido este encuentro entre nuestras diferentes formas de entender el arte", explica Medardo. Este encuentro tomaba forma de exposición el pasado 13 de junio, cuando la galería abrió sus puertas para inaugurar una muestra que, sencillamente, se ha llamado Esculturas.En ella, Gil Arévalo, que atesora una prolífera carrera como escultor y docente -su obra ha sido premiada y expuesta por destacadas instituciones y participó en la restauración del Giraldillo- realiza una retrospectiva que ahonda en la evolución de su trabajo a lo largo de los años. Por su parte, Medardo muestra en sus trabajos su visión de la escultura, altamente influenciada por la arquitectura pero con temáticas tan variadas que abarcan desde la figura humana hasta el mundo del toro, pasando por la abstracción geométrica. La exposición, asegura Medardo, "ha contado con una gran aceptación" y el objetivo de los artistas es dar continuidad a un proyecto expositivo sólido y de calidad. "Aún es pronto pero la buena experiencia nos anima a retomar el proyecto tras el verano".

En la imagen de arriba, los artistas Jaime Gil Arévalo y Luis Medardo posan junto a la exposición que ha supuesto la inauguración del espacio cultural Lumbreras, 11. Las obras escultóricas de los dos artistas pueden visitarse hasta el próximo domingo en horario de mañana y tarde.

 
Print
10
Feb
2022
viernes 10 de febrero de 2012
 

Diseño, escultura y lo cotidiano. Del 3 de febrero al 17 de Marzo de 2012.

La Galería Isabel Ignacio presenta en su sala los últimos trabajos del escultor andaluz Jaime Gil Arévalo. Diseño, escultura y lo cotidiano forma parte de una etapa en la que desde hace algunos años el artista investiga la síntesis de las formas como principal objetivo estilístico. A través de más de una veintena de esculturas, Gil Arévalo hace una reivindicación de las artes decorativas, desarrollando un proyecto que se zambulle en la consecución de obras puramente estéticas y placenteras a la vista. Para ello retoma conceptualmente algunos de los postulados del Art Nouveau, como la búsqueda de una socialización del arte en la que los objetos cotidianos tengan un valor estético sin pasar por la cadena de producción industrial. También vemos un claro acercamiento en sus trabajos al Art Decó, sobre todo en los diseños de las piezas, elegante y funcional, y en la geometrización de las formas, a menudo bellas imágenes femeninas en actitud delicada.

A través de sus esculturas-objetos nos adentramos en un laberinto de formas iluminadas que arrojan sombras descaradas sobre la cándida pared. Lámparas por todas partes, allá donde miremos nos encontramos con diferentes versiones de este elemento que forma parte de nuestra más absoluta cotidianidad doméstica. Ellas son las protagonistas de esta exposición, revelándose como el alma mater de una búsqueda funcional de la escultura y su modelado. Gil Arévalo presta especial atención a los ritmos sinuosos de las formas y los planos que conforman con mimo la pieza final, todas ellas únicas y originales.

Mediante la asociación escultórica de un objeto cotidiano, el artista trata de facilitar al espectador códigos para entender que el arte tiene a menudo una aplicación directa en las rutinas más banales, y que encender una luz puede ser una experiencia de pura necesidad, o un acto que implique el mayor de los deleites.

 
Print
01
Feb
2022

http://svya.es/notices/la-galeria-isabel-ignacio-presenta-los-ultimos-trabajos-del-escultor-andaluz-jaime-gil-arevalo-5


Obra expuesta en la muestra. | svya.es

Obra expuesta en la muestra. | svya.es

 

01 de febrero de 2012. 14:12

El artista investiga la síntesis de las formas como principal objetivo estilístico

La Galería Isabel Ignacio presenta en su sala los últimos trabajos del escultor andaluz Jaime Gil Arévalo. Diseño, escultura y lo cotidiano forma parte de una etapa en la que desde hace algunos años el artista investiga la síntesis de las formas como principal objetivo estilístico. A través de más de una veintena de esculturas, Gil Arévalo hace una reivindicación de las artes decorativas, desarrollando un proyecto que se zambulle en la consecución de obras puramente estéticas y placenteras a la vista. Para ello retoma conceptualmente algunos de los postulados del Art Nouveau, como la búsqueda de una socialización del arte en la que los objetos cotidianos tengan un valor estético sin pasar por la cadena de producción industrial. También vemos un claro acercamiento en sus trabajos al Art Decó, sobre todo en los diseños de las piezas, elegante y funcional, y en la geometrización de las formas, a menudo bellas imágenes femeninas en actitud delicada.

A través de sus esculturas-objetos nos adentramos en un laberinto de formas iluminadas que arrojan sombras descaradas sobre la cándida pared. Lámparas por todas partes, allá donde miremos nos encontramos con diferentes versiones de este elemento que forma parte de nuestra más absoluta cotidianidad doméstica. Ellas son las protagonistas de esta exposición, revelándose como el alma mater de una búsqueda funcional de la escultura y su modelado. Gil Arévalo presta especial atención a los ritmos sinuosos de las formas y los planos que conforman con mimo la pieza final, todas ellas únicas y originales.

Mediante la asociación escultórica de un objeto cotidiano, el artista trata de facilitar al espectador códigos para entender que el arte tiene a menudo una aplicación directa en las rutinas más banales, y que encender una luz puede ser una experiencia de pura necesidad, o un acto que implique el mayor de los deleites.